lunes, 20 de julio de 2009

La Resurrección de Cristo

Por Carlos Alvarado

Hemos estado hablando de la cruz de Cristo y la importancia que esta tiene para nuestra fe cristiana. Ahora vamos a hablar de la resurrección. Yo creo que podemos estar de acuerdo en que la resurrección de Cristo es el suceso más importante de la Historia. Esta será la primera de cuatro partes acerca de la resurrección.

Quiero comenzar por decir que en la veracidad de la resurrección descansa todo lo que creemos y esperamos. Si Cristo no resucitó de entre los muertos entonces no era quien dijo ser, y nosotros tampoco tenemos esperanza de vida eterna. Si Cristo no resucitó entonces no hay resurrección de los muertos y si no hay resurrección entonces nuestra máxima esperanza al haber creído en Cristo, es una mentira y hemos creído en una falsedad.

La resurrección es la verdad central del evangelio. Pablo nos dice en

1 Corintios 15:32

32 Si los muertos no resucitan, comamos y bebamos, porque mañana moriremos.

Si no hay resurrección de entre los muertos entonces podemos vivir como queramos, podemos hacer lo que queramos por que con la muerte termina todo. Si no hay nada mas allá de lo podemos ver en esta vida que caso tiene seguir las enseñazas de la Biblia.

Hay que disfrutar de todo lo que este mundo tiene que ofrecer, démosle, como dice mi mamá, “vuelo a la hilacha” por que un día vamos a morir y lo que hayamos creído o no, no tendrá ninguna importancia y no va a hacer ninguna diferencia.

Quiere decir entonces que la resurrección de los muertos es esencial para la esperanza que tenemos. Esto lo podemos ver escrito a través de toda la Biblia. Podemos ver aun en el antiguo testamento que la esperanza de vida eterna, vida física, está presente.

La resurrección es una promesa de Dios. Job confiaba en esta promesa y lo podemos ver cuando nos dice en:

Job 19:25-27

Yo se que mi Redentor vive, Y al fin se levantara sobre el polvo; Y después de deshecha esta mi piel; en mi carne he de ver a dios Al cual veré por mi mismo, y mis ojos lo verán, y no otro.

Note como Job dice que aunque su piel haya sido deshecha, en su carne va a ver a Dios. Job estaba hablando aquí de morir y ser puesto en la sepultura, y de su cuerpo pasar por el proceso de descomposición por el cual pasa todo cadáver y que aun cuando su piel fuera completamente deshecha en su carne vería a Dios. En otras palabras esperaba tener un cuerpo físico cuando viera a Dios. No estaba hablando de ser un espíritu o un fantasma por que muy claramente dice que en su carne verá a Dios.

En el Salmo 49:15 el salmista escribe,

15 Pero Dios redimirá mi vida del poder del seol; porque Él me tomara consigo.

O sea que esta confiando en que Dios lo va a sacar de la tumba y físicamente lo tomara consigo, como lo hará con nosotros también. Cuando morimos nuestro cuerpo va a la tumba. La Palabra de Dios nos dice que el espíritu vuelve a Dios quien lo dio, y Pablo nos dice en 2 Corintios que estar ausentes de este cuerpo es estar presentes con el Señor, pero no quedamos desnudos de un cuerpo físico para siempre. Pablos nos dice muy claramente en 2 Corintios,

2Corintios 5:1-6

1Porque sabemos que si nuestra casa terrenal, este tabernáculo, (Aquí Pablo se está refiriendo al cuerpo físico) se deshiciere, tenemos de Dios un edificio (Aquí una vez mas Pablo se está refiriendo al cuerpo), una casa no hecha de manos, eterna, en los cielos. 2 Y por esto también gemimos, deseando ser revestidos de aquella nuestra habitación celestial; 3 y si así estamos vestidos, no seremos hallados desnudos. 4 Porque nosotros que estamos en este tabernáculo gemimos con angustia; porque no quisiéramos ser desnudados, sino revestidos, para que lo mortal sea absorbido por la vida. 5 Mas el que nos hizo para esto mismo es Dios, el cual también nos ha dado las arras del Espíritu. 6 Por tanto vivimos confiados siempre, sabiendo que entre tanto que estamos en el cuerpo, ausentes estamos del Señor.

Entonces una vez mas, al morir nuestro espíritu va instantáneamente a estar con El Señor pero llegará ese día glorioso en el que nuestro espiritu sera reunido con nuestro cuerpo y resucitaremos con un cuerpo glorificado en el cual viviremos con Dios por toda le eternidad.
(Mas acerca de esto un poco mas adelante.)

En Juan 6:40 el Señor Jesucristo nos dice:

40 Porque esta es la voluntad del que me ha enviado: que todo aquel que ve al Hijo y cree en El, tenga vida eterna, y yo le resucitaré en el día postrero.

Va a llegar el día en que El Señor resucitará físicamente a todos los muertos.

En Juan 11:23-25 leemos:

23 Jesús le dijo: Tu hermano resucitará. 24 Marta le dijo: Yo sé que resucitará en la resurrección, en el día postrero. 25 Le dijo Jesús: Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en mí, aunque esté muerto, vivirá.

De nuevo note como Jesús le dice a Marta la hermana de Lázaro que el que cree en El aunque horita este muerto físicamente llegará el día en el de nuevo va a vivir.

Algo mas que nos dice que un día los muertos resucitaran físicamente con un nuevo cuerpo glorificado es que Cristo resucitó físicamente. Nuestro Señor no era un espíritu o espanto o fantasma. Cuando nuestro Señor resucitó de entre los muertos resucitó con un cuerpo físico.

Lucas 24:36-43

36 Mientras ellos aún hablaban de estas cosas, Jesús se puso en medio de ellos, y les dijo: Paz a vosotros. 37 Entonces, espantados y atemorizados, pensaban que veían espíritu. 38 Pero él les dijo: ¿Por qué estáis turbados, y vienen a vuestro corazón estos pensamientos? (Note por favor lo que dice Jesús en versículo 39),
39 Mirad mis manos y mis pies, que yo mismo soy; palpad, y ved; porque un espíritu no tiene carne ni huesos, como veis que yo tengo. 40 Y diciendo esto, les mostró las manos y los pies. 41 Y como todavía ellos, de gozo, no lo creían, y estaban maravillados, les dijo: ¿Tenéis aquí algo de comer? 42 Entonces le dieron parte de un pez asado, y un panal de miel. 43 Y él lo tomó, y comió delante de ellos.

Jesús mismo nos dice que después de haber resucitado el era de carne y hueso y la Palabra nos dice que Jesús comió alimentos después de haber resucitado. Estas son pruebas irrefutables de que Cristo resucitó en un cuerpo físico. Esto es lo mismo que los creyentes en Cristo pueden esperar también. ¿Cómo lo sabemos? Por que Juan escribe en

1Juan 3:2

Amados, ahora somos hijos de Dios, y aún no se ha manifestado lo que hemos de ser; pero sabemos que cuando Él apareciere, seremos semejantes a Él, porque le veremos como Él es.


Entonces en ese día glorioso en el que Jesús vuelva por los que son suyos, nosotros seremos tal como Él es. Pero quizás algunos se pregunten ¿como es que esto se va a llevar acabo? esto es de lo que escribire en los próximos posting.

Hasta entonces y Que Dios los bendiga.

Los invito a visitar la pagina en español de Calvary San Diego en:

http://www.calvarysandiego.com/CCSDSP/index.htm
Aqui podran encontrar grabaciones de estudios biblicos en espanol del Pastor Bryan Newberry y otros pastores de Calvary Chapel.

sábado, 11 de julio de 2009

La Cruz de Cristo II

Por Carlos Alvarado

Estamos hablando de la cruz de Cristo y la importancia que esta tiene para nuestra fe. En el posting pasado vimos como Nuestro Señor nos llama a negarnos a nosotros mismos; a diariamente tomar nuestra cruz y seguirlo. Y hablamos de lo contario que esto es a la manera de pensar que existe en el mundo. Y esto es por que, como dice Pablo en

1 Corintios 1:18

18 Porque la palabra de la cruz es locura a los que se pierden; pero a los que se salvan, esto es, a nosotros, es poder de Dios.

Y esto es cierto, para los que hoy se encuentran en el proceso de perecer, la palabra de la cruz es irracional, insensata y sin valor. Para los sabios e intelectuales, los iluminados, los de pensamiento liberal, el hecho de que Dios tuviera que ir a la cruz y morir en la persona de su Hijo Jesucristo es una locura, una necedad, una barbaridad.

Para el mundo lo único que demuestra nuestra fe si es que todo lo que decimos es cierto, es que el Dios en el que creemos no tuvo ni el poder ni el sentido común para salvarse a si mismo ¿como entonces podemos confiar en que nos salvará a nosotros?

Pero…para los que somos salvos y estamos en el proceso de ser completamente santificados en El Señor, la palabra de la cruz es el poder de Dios por el que hemos vivido la experiencia de ser transformados por el mensaje que esta palabra trae.

Para los que han comprendido que no había otra manera por medio de la cual Dios hubiera podido redimir a la humanidad, la cruz es el lugar donde Dios ha demostrado su poder con mayor claridad que en cualquier otro lugar. Por que sobre la cruz El hijo entregó su vida como sacrificio al Padre y después de tres días resucito de los muertos probando que tenía entonces y tiene ahora el poder para resucitar a los muertos.

En los versículo 19 al 31 de primera de Corintios 1, Pablo nos da una serie de ilustraciones por medio de las cuales afirma que la sabiduría de Dios se ha manifestado al hombre por medio de la cruz.

1Corintios 1:19-31

19 Pues está escrito: Destruiré la sabiduría de los sabios, Y desecharé el entendimiento de los entendidos. 20 ¿Dónde está el sabio? ¿Dónde está el escriba? ¿Dónde está el disputador de este siglo? ¿No ha enloquecido Dios la sabiduría del mundo? 21 Pues ya que en la sabiduría de Dios, el mundo no conoció a Dios mediante la sabiduría, agradó a Dios salvar a los creyentes por la locura de la predicación. 22 Porque los judíos piden señales, y los griegos buscan sabiduría; 23 pero nosotros predicamos a Cristo crucificado, para los judíos ciertamente tropezadero, y para los gentiles locura; 24 mas para los llamados, así judíos como griegos, Cristo poder de Dios, y sabiduría de Dios. 25 Porque lo insensato de Dios es más sabio que los hombres, y lo débil de Dios es más fuerte que los hombres. 26 Pues mirad, hermanos, vuestra vocación, que no sois muchos sabios según la carne, ni muchos poderosos, ni muchos nobles; 27 sino que lo necio del mundo escogió Dios, para avergonzar a los sabios; y lo débil del mundo escogió Dios, para avergonzar a lo fuerte; 28 y lo vil del mundo y lo menospreciado escogió Dios, y lo que no es, para deshacer lo que es, 29 a fin de que nadie se jacte en su presencia. 30 Más por él estáis vosotros en Cristo Jesús, el cual nos ha sido hecho por Dios sabiduría, justificación, santificación y redención; 31 para que, como está escrito: El que se gloría, gloríese en el Señor.
Lea los siguientes pasajes y por favor note como nos recuerdan la importancia de la cruz para los creyentes.

Colosenses 1:19-20

19 por cuanto agradó al Padre que en él habitase toda plenitud, 20 y por medio de él reconciliar consigo todas las cosas, así las que están en la tierra como las que están en los cielos, haciendo la paz mediante la sangre de su cruz.

Colosenses 2:13-15

13 Y a vosotros, estando muertos en pecados y en la incircuncisión de vuestra carne, os dio vida juntamente con él, perdonándoos todos los pecados, 14 anulando el acta de los decretos que había contra nosotros, que nos era contraria, quitándola de en medio y clavándola en la cruz, 15 y despojando a los principados y a las potestades, los exhibió públicamente, triunfando sobre ellos en la cruz.

Gálatas 6:14

14 Pero lejos esté de mí gloriarme, sino en la cruz de nuestro Señor Jesucristo, por quien el mundo me es crucificado a mí, y yo al mundo.

Filipenses 2:5-11

5 Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús, 6 el cual, siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse, 7 sino que se despojó a sí mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres; 8 y estando en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz. 9 Por lo cual Dios también le exaltó hasta lo sumo, y le dio un nombre que es sobre todo nombre, 10 para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla de los que están en los cielos, y en la tierra, y debajo de la tierra; 11 y toda lengua confiese que Jesucristo es el Señor, para gloria de Dios Padre.

Al recordar entonces lo que Nuestro Señor Jesucristo hizo por nosotros en la cruz, acerquémonos a Su trono de gracia con humildad, pero también con plena confianza de que por la obra que El llevó acabo sobre aquella cruz, ahora hemos sido reconciliados con Dios, sobre esa cruz anuló El, el acta de los decretos que había contra nosotros. Sobre esa cruz triunfó sobre los principados y a las potestades, y tenemos completo acceso a Su trono de gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro.

http://www.calvarysandiego.com/CCSDSP/index.htm

jueves, 9 de julio de 2009

La Cruz de Cristo.

Por Carlos Alvarado

La cruz de Cristo es una parte esencial del nuestra fe, por que fue sobre esa cruz que la sangre de Cristo se derramó y nosotros ahora por esa sangre podemos ser lavados y purificados y hechos aceptos a Dios.

Pero para mucha gente la noción de que Jesús, nuestro Dios y Salvador haya sido crucificado es una locura.

Para mucha gente la predicación acerca de “La Cruz de Cristo” está en contra de todo lo que creen y lo que saben. La predicación de “La Cruz de Cristo” y como resultado el cristianismo está en directa oposición con la sabiduría humana.

Esto no quiere decir que nuestra fe este basada en ridiculeces o que tengamos que dejar nuestro cerebro afuera de la iglesia o que el estudio y la teología no tienen un lugar en el cristianismo, lo que si quiere decir es que conforme nos profundizamos en la palabra de Dios, descubrimos la sabiduría de Dios y mas nos damos cuenta de que el no saber nada sino a Cristo y Cristo crucificado es saber todo lo que es significativo en la vida. Mire lo que el Apóstol Pablo les escribe a los corintios en:

1 Corintios 1:18

18 Porque la palabra de la cruz es locura a los que se pierden; pero a los que se salvan, esto es, a nosotros, es poder de Dios.

Para aquel que no cree, es una locura que nosotros creamos que por la muerte de Cristo en la cruz podemos ser salvos y podamos tener la garantía de que vamos a ir al cielo. Es una ridiculez. ¿Por qué? Por que ésta no es la manera en que se obtienen cosas buenas en el mundo. ¿Sacrificarse a si mismo por el bien de otros?

¿Que es lo que se nos enseña en el mundo? ¿Que tenemos que hacer para poder lograr las cosas buenas que este mundo ofrece? Se tiene que luchar para poder obtener las cosas buenas en la vida. Tienes que usar todos los medios que tengas a tu disposición. Aun cuando se trate de hacer trampa o mentir. Tienes que cuidar del numero uno, y ¿Quién es el numero uno? ¡Yo! Nadie más importa. Si uno no se preocupa por si mismo, nadie lo hará. Debes amarte a ti mismo, si no aprendes a amarte a ti mismo jamás podrás amar a otros.

El problema del hombre no es que no se ame a si mismo lo suficiente o que tenga muy baja “Auto Estima”, el problema mas grande del hombre es que se ama demasiado a si mismo como para pensar en los demás.

El apóstol pedro que siempre estaba tratando de ayudar a nuestro Señor, cuando Jesús les dice a sus discípulos que le es necesario ir a Jerusalén y allí padecer mucho a manos de los principales sacerdotes y de los escribas y ser muerto, le tomó aparte para darle algunas palabras de sabiduría terrenal.

En Mateo 16:22-25 dice

22 Entonces Pedro, tomándolo aparte, comenzó a reconvenirle, diciendo: Señor, ten compasión de ti; en ninguna manera esto te acontezca.23 Pero Él, volviéndose, dijo a Pedro: ¡Quítate de delante de mí, Satanás!; me eres tropiezo, porque no pones la mira en las cosas de Dios, sino en las de los hombres. 24 Entonces Jesús dijo a sus discípulos: Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, y tome su cruz, y sígame.25 Porque todo el que quiera salvar su vida, la perderá; y todo el que pierda su vida por causa de mí, la hallará.

Toda esta cosa de negarse a si mismo y de tomar su cruz diariamente es una ridiculez para los que no creen, pero El Señor nos hace ver lo importante de la cruz en nuestra manera de vivir. La necesidad de tomar este instrumento de muerte y aplicarlo a nosotros mismos, diariamente para poder seguirle.

Por que el seguir a Cristo significa que nosotros dejamos de ser los más importantes en nuestra vida y Él toma el primer lugar en todo. Significa que como Él, por amor pensamos en los demás antes de pensar en nosotros mismos.

¿Se imagina usted si todo cristiano obedeciera este mandamiento de nuestro Señor? ¿Se imagina lo que sería nuestro matrimonio? ¿Se imagina lo que sería nuestra relación con nuestros hijos, con nuestros padres, se imagina como esto afectaría a nuestro mundo? ¿Se imagina lo que sucedería si todo creyente al despertar cada mañana buscará a Dios para pedirle que le diera las fuerzas para negarse a si mismo, tomar su cruz y seguirle?

No es por nada que Pablo inspirado por el Espíritu Santo escribe en

Filipenses 2:5-8

5Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús, 6el cual, siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse, 7sino que se despojó a sí mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres; 8y estando en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz.

Se nos llama “Cristianos por que somos seguidores de Cristo, sigamos entonces Su ejemplo en esto también. Hagamos a un lado la sabiduría y modo de pensar del mundo. Sigamos el ejemplo de aquel al que llamamos nuestro Señor y seamos obedientes a lo que El nos dice que debemos hacer.

Al recordar hoy lo que Cristo hizo por nosotros en la cruz, examinemos nosotros mismos y veamos si en realidad hemos estado dispuestos a diariamente negarnos a nosotros mismos, tomar nuestra cruz y seguir a nuestro salvador.

Si no ha sido este el caso debemos arrepentirnos, pedirle perdón a Él y proponernos seguir el ejemplo que Él mismo nos dejó para que podamos decir como Pablo en

Gálatas 2:20

Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, mas vive Cristo en mí; y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí.

Y recuerde las palabras de nuestro Señor Jesús que dijo en

Mateo 16:24-26

“Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, y tome su cruz, y sígame. Porque cualquiera que quisiere salvar su vida, la perderá; y cualquiera que perdiere su vida por causa de mí, la hallará. Porque, ¿qué aprovechará el hombre, si ganare todo el mundo, y perdiere su alma? O, ¿qué recompensa dará el hombre por su alma?”

¿Que piensa usted acerca de esto?

Hasta la próxima.

http://www.calvarysandiego.com/CCSDSP/index.htm

jueves, 2 de julio de 2009

Espíritu de Amor, Poder y Dominio Propio.

por Carlos Alvarado

Yo creo que todos podemos estar de acuerdo en que estamos viviendo tiempos de mucha incertidumbre. Hay mucha gente que esta sufriendo, que nunca había pasado por los problemas que ahora esta pasando. Y esta gente esta buscando alivio para sus problemas en todo tipo de cosas. Y en todo tipo de personas. Y en todo tipo de métodos.

La situación económica por la que se esta pasando en este país y de hecho en el mundo entero, de alguna manera nos está tocando a todos y todos sentimos la necesidad de encontrar alivio en alguna parte.

A menudo la primera reacción del ser humano ante situaciones adversas es buscar la forma más rápida de solucionar los problemas. Queremos que algo o alguien vengan y nos saque del atolladero en donde nos encontramos para que ya no tengamos que seguir sufriendo. Y, cuando esto sucede a menudo tomamos decisiones basadas en nuestros sentimientos y no conforme a lo que la Palabra de Dios dice.

Algunos se dejan llevar por el temor que hay en su corazón por la situación que tienen enfrente y se dejan llevar por lo que su corazón les dicta y no por lo que en su mente deben saber que es verdad, que Dios está con nosotros en toda situación y que no nos dejará ni nos desamparará.

La Palabra de Dios nos dice en:

Jeremías 17:9-10

9Engañoso es el corazón más que todas las cosas, y perverso; ¿quién lo conocerá? 10 Yo Jehová, que escudriño la mente, que pruebo el corazón, para dar a cada uno según su camino, según el fruto de sus obras.


¿Que es lo que esto nos debe decir acerca de seguir los designios de nuestro corazón, especialmente cuando estamos pasando por situaciones estresantes o de incertidumbre?

Lo que nos debe decir es que no debemos confiar en lo que nuestro corazón nos dice, por que si lo hacemos nos llevará a confiar en nuestra propia prudencia y entendimiento o peor aun en el hombre o en los remedios que el hombre nos esta presentando para nuestra situación y no en el remedio que Dios tiene para esa situación.

Es realmente asombroso como en tiempos como los que estamos pasando ahorita, recibimos mensajes de todos lados, que nos dicen cosas como, ¿Esta pasando por problemas de índole X?, (usted escoja el problema), deje de preocuparse, ya no siga sufriendo, nosotros le podemos ayudar, lo único que tiene que hacer es usar este método que hemos desarrollado por acá o esta solución que hemos ideado allá, nosotros tenemos la solución que usted necesita solo tiene que llamarnos al 1-800-666-0000.

Saben yo creo que si todos los que dicen tener la solución para todos estos problemas que dicen que pueden solucionar en realidad pudieran solucionarlos ya no hubiera gente con problemas. ¿No cree usted? La Palabra de Dios nos dice que vana es la ayuda del hombre.

Y también nos dice que nos fiemos de Jehová y que no nos apoyemos en nuestra propia prudencia pero, desafortunadamente esto es precisamente lo que muchos hacen cuando se encuentran en situaciones difíciles.

Desafortunadamente el peso del problema, el temor de lo que pueda pasar los lleva a usar métodos que en el mejor de los casos solo sirven para dar una solución temporal al problema y en el peor de los casos dan un falso sentido de seguridad y no la seguridad que solo Dios n os puede dar.

Jeremías 17:5-6; 7-9

5Así ha dicho Jehová: Maldito el varón que confía en el hombre, y pone carne por su brazo, (o sea que busca en el hombre su fuerza) y su corazón se aparta de Jehová. 6Será como la retama en el desierto, y no verá cuando viene el bien, sino que morará en los sequedales en el desierto, en tierra despoblada y deshabitada. 7 Bendito el varón que confía en Jehová, y cuya confianza es Jehová. 8 Porque será como el árbol plantado junto a las aguas, que junto a la corriente echará sus raíces, y no verá cuando viene el calor, sino que su hoja estará verde; y en el año de sequía no se fatigará, ni dejará de dar fruto.


Mire nomás la hermosura de confiar en Jehová nuestro Dios. Si queremos prosperar, si queremos ser fructíferos, si queremos que nuestra hoja siempre este verde y que cuando venga el calor de los tiempos difíciles como el que estamos pasado ahorita no nos queme tenemos que confiar y esperar en Jehová. Escuche lo que le promete Dios a Israel en

Isaías 43:2

2 Cuando pases por las aguas, yo estaré contigo; y si por los ríos, no te anegarán. Cuando pases por el fuego, no te quemarás, ni la llama arderá en ti.


El Dios que le hizo esta promesa a Israel es el mismo Dios en quien nosotros confiamos y podemos estar seguros de que hará con nosotros de la misma manera. En cualquier situación en la que nos encontremos debemos recordar que al encontrarnos del lado de Dios por difícil que la situación se vea siempre saldremos adelante,

Salmo 118:6 dice:

6 Jehová está conmigo; no temeré Lo que me pueda hacer el hombre. Y

2Timoteo 1:7 dice:

Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio.

La palabra griega que se traduce aquí dominio propio también puede traducirse, mente sobria o mente sana, en otras palabras no nos dejamos llevar por los sentimientos y por nuestro corazón, ni por nuestros temores, sino que somos sobrios en nuestra manera de pensar y confiamos en que si Dios es por nosotros quien contra nosotros.

En otras palabras no andamos como el mundo que no sabe que hacer ni con quien ir sino que confiamos en que en medio de todo lo que esta sucediendo la mano de Dios esta sobre nosotros y si confiamos en El, El hará.

En Salmos 37:3-5 leemos:

3 Confía en Jehová, y haz el bien; Y habitarás en la tierra, y te apacentarás de la verdad. 4 Deléitate asimismo en Jehová, Y él te concederá las peticiones de tu corazón. 5 Encomienda a Jehová tu camino, Y confía en él; y él hará.

Salmo 118:8-9

8 Mejor es confiar en Jehová Que confiar en el hombre. 9 Mejor es confiar en Jehová Que confiar en príncipes.

Aun cuando tuviéramos que perder todo lo que tenemos aquí en la tierra, lo verdaderamente importante que es la salvación de nuestras almas eternas no la podemos perder si permanecemos en El y El en nosotros.

Hasta la próxima y que Dios les bendiga.

www.calvarysandiego.com/CCSDSP/index.htm